El amarillo es el color más brillante del espectro visible y, de entre todos los colores, el que el ojo humano nota más.

Significa felicidad y optimismo. Es el color del resplandor del sol y de la luz brillante y la creatividad. Se cree que tiene influencia sobre el lado izquierdo de nuestro cerebro, donde habitan el pensamiento profundo y la percepción.

El amarillo es verdaderamente un color jovial y radiante. Irradia calidez, inspiración, y vitalidad. Es el más alegre de los colores. Amarillo significa comunicación, iluminación, luz de sol, y espiritualidad. Si tu color favorito es el amarillo, siempre estás mirando hacia el futuro. Eres intelectual, sumamente imaginativo, e idealista. Tienes un espíritu entusiasta y la expectativa de mayor felicidad.

Positivo: emoción, entusiasmo, energía, honor, alegría, inteligencia, optimismo, confianza, fortaleza emocional, extroversión, simpatía, creatividad.

Negativo: irracionalidad, envidia, ansiedad, depresión, miedo, fragilidad emocional, decepción, cobardía, cautela.

Efectos: aumento en la actividad mental, la energía, y la percepción.

Así que si necesitas estudiar mucho, encontrar la solución de un problema difícil, o simplemente descifrar algo, pon un poco de amarillo cerca de ti. Quizá recuerdes el gráfico donde se muestra un foco amarillo brillante sobre la cabeza de alguien cuando se le ocurre una buena idea. Significa que el amarillo puede motivar el proceso de razonamiento, ayudándonos a ser más creativos, aún cuando se trate de soluciones lógicas.

Es el color de la energía elevada, el entusiasmo, la esperanza, la diversión, y el buen humor. Así que deja de pensar que dar un ramo de flores amarillas a alguien significa envidia. Lo único que significa es mucha alegría y seguramente dar flores amarillas bonitas a una persona le alegrará el día.

La persona a quien le gusta el amarillo es muy comunicativa y disfruta los retos. Esta persona es dinámica pero muy deliberada a la vez. No da un paso adelante hasta que haya analizado la situación por completo. Pero estas personas para nada son serias, aunque a veces parezcan científicos. Son divertidas y agradables. Siempre es bueno tenerlas a nuestro alrededor ya que iluminan tu día y te hacen reír.

Por otro lado, el amarillo puede producir condiciones de ansiedad porque está considerado como un color que se muevo rápido. Debido a que tiene influencia sobre el razonamiento analítico, una persona puede empezar a ser demasiado crítica consigo misma y con la gente a su alrededor.

El amarillo también es un color autodependiente porque no está conectado con las emociones. Por lo tanto, puede que un individuo demasiado racional y lógico no logre involucrarse a un nivel emocional.  El color también nos da una conciencia elevada sobre nuestra persona y la forma en la que otros nos ven desde afuera. Alimenta el ego y la autoestima.

Entre los rasgos positivos que nos ofrece el amarillo se encuentran el optimismo, el entusiasmo, la confianza, la originalidad, la sabiduría, el razonamiento analítico, la creatividad, y la diversión. Pero el amarillo también tiene aspectos negativos como el ser crítico, impaciente, impulsivo, egoísta, pesimista, cobarde, frío, y el tener complejos, desde el punto de vista emocional.

Los diferentes tonos de amarillo también tienen beneficios, o no. Por ejemplo, el amarillo brillante es excelente para aclarar la mente.

El amarillo lima representa la necesidad de orden en nuestra vida. El amarillo cetrino (verdoso) representa inestabilidad emocional y decepciones, ya que nunca aceptaremos responsabilidades serias. El amarillo dorado, más sensible a las críticas, representa curiosidad y atracción por la investigación. El amarillo crema fomenta la creación de nuevas ideas.

Pero si el color está muy desvanecido, podría significar falta de confianza. El amarillo oscuro, el color del cínico y quejoso, representa la presencia de melancolía, falta de amor, e incluso depresión.